La Torre del Vigía a la Luz de la Biblia

La Torre del Vigía a la Luz de la Biblia
(Haga click sobre la imagen)

martes, 29 de septiembre de 2009

¿Es pecado hacerse una tranfusión de sangre?

A través de la historia los “Testigos de Jehová” han sido criticados, desechados, perseguidos por muchas cosas distintas, pero, quizás una de las más constantes en las acusaciones y el rechazo hacia ellos ha sido el tema de las transfusiones de sangre. Sin embargo, su punto de vista respecto a las mismas lo han mantenido firme, inclusive han tratado de convencer que no son necesarias pues según ellos hay otras vías en la medicina que sustituyen las transfusiones.



Quisiera dejar claro algo antes de adentrarnos en el estudio, Charles T Russel hasta donde sabemos NUNCA enseñó nada respecto a la prohibición de la sangre. Si las doctrinas de su fundador se mantuvieran al pie de la letra por la WST hoy en día, no estaríamos conformando esta tesis pues para Russell no había conflicto alguno en la cuestión de la sangre.


Sin embargo, los “Testigos” que le trascendieron afirman que ellos prefieren morir o dejar morir un hijo o familiar antes de transfundirle este necesario elemento de la vida por el hecho de mantenerse fieles a Dios y no pecar. Plantean que Jehová puede salvar la vida de una persona enferma sin necesidad de ponerle sangre ajena en el cuerpo; si es la voluntad de Dios; sino es mejor que muera siéndole fiel; pues (según ellos) no escatiman su vida por tal de agradar a Jehová en todo momento.


Ahora bien, si introducirse sangre en el organismo es pecado como dice la WST, los cristianos que profesamos lo contrario estaríamos equivocados y estaríamos desagradando a Dios en un pecado (que la Biblia por ningún lado condena con el Infierno) pero, si ellos están errados entonces son Homicidas (y ese si es un pecado que la Biblia condena con el Infierno (Ap: 21:8; 22:15; Ex 20:13)


Veamos este tema tan delicado, por el cual las personas de esta Secta mueren y dejan morir. Con sumo cuidado analicemos lo que la palabra de Dios nos dice al respecto.


El libro publicado por la Wachtower titulado “El Conocimiento que lleva a la Vida Eterna” en las págs. 128-129 dice lo siguiente: “Jehová dijo a Noé y a su familia que la sangre representaba el alma, es decir la vida. Por ello, les prohibió comer de cualquier clase (Gn 9:3-4) como somos sus descendientes, aquella ley es obligatoria para nosotros”.


Con respecto a esto podemos decir:


El mandato fue con Noé y sus descendientes inmediatos, la Biblia nos dice: “Dios bendijo a Noé y a sus hijos, y les dijo” (a ellos no a nosotros). Cuando leemos detenidamente este pasaje entendemos que fue solo con las 8 personas que habían salido del arca a los que Dios les dio este mandamiento. Si recorremos todo Génesis no encontraremos en ningún lado que los patriarcas mencionaran esto o se rigieran por tal mandato. Si analizamos bien el pasaje veremos que lo que sí se les dio a Noé y a su familia incluyendo “toda la humanidad que de ellos surgiría” fue el pacto de no volver a destruir la tierra jamás por un diluvio (Gn 9:9) he ahí el verdadero pacto que Dios estableció y el que tiene respaldo bíblico real para decir que se mantiene vigente hasta nuestros días, pues con el simple hecho de ver cada vez que llueve el arco iris en el Cielo nos recuerda el pacto de Dios con la humanidad (Gn 9:13).


A pesar de esto, existen mucho cristianos que creen que es efectivo aun para toda la humanidad el mandato referente a la sangre, pero la verdad es que realmente eso carece de fundamento bíblico serio, esta idea es producto de una escuela de pensamiento, pero no más que eso, por favor tengamos eso claro, es solo una idea y no hay ni una cita en toda la Biblia que respalde tal postura doctrinal. Si aun mantuviéramos el mandato en nuestros días tendríamos que salvaguardar los otros también, “sean fructíferos y poblad la tierra” (Gn 9:1,7) lo cual estaría fuera de contexto pues a la verdad (que objetivo tendría en nuestros días súper poblar una tierra que esta superpoblada) ah, pero para las ocho personas que salieron del arca si era claro el mensaje y mandato de Dios, era muy obvio que tenían que fructificarse al igual que los animales lo tenían que hacer, y gracias a eso estamos nosotros aquí hoy.


a. ¿Qué enseña la Biblia?


Ahora bien, referente a este mandato de la sangre, hay algo muy importante que no se debe pasar por alto, para el mundo del Antiguo Testamento, la sangre era sagrada, significaba como hemos leído la vida del animal o la persona, por lo tanto su uso era muy importante en el culto a Dios (sangre de animales solamente) su objetivo era expiar los pecados del pueblo.


De alguna manera, tipificaba (representaba) lo que Cristo haría e hizo en la cruz, él murió derramando su sangre por toda la humanidad, por eso los cristianos ya no tenemos que matar un animal para expiar pecados de nadie pues Cristo tomo el lugar del cordero que se sacrificaba y se entrego él. Esto bien lo entendemos cuando encontramos en el Antiguo Testamento las distintas prohibiciones referentes a la sangre.


Analicemos la siguiente relación:


Pacto La sangre Relación con Cristo Referencia bíblica


Con Noé (Gn 9:4-6) Dios pide cuenta por la vida y la sangre de Cristo. (He 10:28-29)


Con Abraham (Gn 22:13) Dios provee al cordero, su hijo, por nuestras vidas. (Jn 1:29; Ap. 5:8-9)


Con Moisés (Lv 17) Dios dio la sangre de su hijo para expiación de nuestras vidas. (1Jn 1:7)


Con David (Sal 2) Dios destruirá a los que están en contra de su ungido. (He 11:31; 2:3)


Nuevo Pacto (Jer 31:34b) Dios no recuerda el pecado de aquel que acepta el sacrificio de Cristo. No hace falta más sacrificios de animales (He 10:12-18)


Nos resta decir que No vivimos en la época de Noé, ni en la de Abraham, ni de Moisés, ni David, no estamos bajo la ley sino bajo la gracia, y el fin de la ley es Cristo (Ro 6:14; 10:4)


Jesús dijo: “No penséis que he venido a anular la ley o los profetas; no he venido a anularlos sino a darles cumplimiento”. (Mt 5:17) BAD. El Señor Jesús es el cumplimiento de la ley.


Para los ruselistas que niegan y tildan de pecado las transfusiones de sangre, sería bueno que valoraran lo que el Señor hizo en la Ultima Cena (Mt 26:27-28) “Después tomó la copa, dio gracias, y se la ofreció diciéndoles: Bebed de ella todos. Esto es mi sangre del pacto, que es derramada por muchos para el perdón de pecados”. Si el beber la sangre (prefigurada) es pecado, ¿cree usted que Jesús hubiera empleado este simbolismo para describir su sacrificio? Si así hubiese sido, les estaría dando a entender a los apóstoles que tendrían que tipificar algo que para Dios es condenable cada vez que tomaran la Santa Cena, cuando bebieran el vino estarían tomando “sangre de Cristo”, por lo tanto según la ley estarían pecando delante de Dios.


Podemos decir de igual manera que cuando aceptamos a Jesús en nuestro corazón, cuando reconocemos el sacrificio que Él hizo por nosotros; entonces estamos simbólicamente bebiendo esa sangre que Él derramó, en términos modernos Cristo nos ha hecho una transfusión con su sangre preciosa sin la cual estábamos muertos: “Jesús les dijo: En verdad, en verdad os digo: si no coméis la carne del Hijo del hombre, y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. (Jn 6:53) BJ.


Por otra parte los “Testigos” plantean en el libro “El Conocimiento que lleva a la Vida Eterna” pág. 129 lo siguiente: “La ley de Dios sobre la sangre se repitió cuando dijo a los cristianos del primer siglo: sigan absteniéndose […] de sangre. (Hech 15:28-29) por respecto a la santidad de la vida, los cristianos piadosos no aceptan transfusiones de sangre, aunque otras personas insistan en que les salvaran la vida”.


Respecto a esto debemos decir:


En primer lugar debemos señalar que Jesús entre los pecados que condenó, nunca mencionó nada al respecto de la sangre. Él condena a los idólatras y a los fornicarios entre otros (Ap. 21:8; Mt 5:28) pero no dice que la sangre o el alimento que la contenga sea pecado. Al contrario, en (Mr. 7:18-19) leemos: El les contestó (Jesús): ¿”Tan faltos estáis vosotros de sentido?, ¿no comprendéis? añadió, declarando puros todos los alimentos que todo lo que de fuera entra en el hombre no puede mancharle”. NC.


En segundo lugar; para entender por qué hubo la prohibición de la sangre en el Concilio de Jerusalén debemos conocer el contexto histórico, qué pasaba en ese tiempo entre los cristianos. Debemos leer bien el contexto del texto en la Biblia.


Contexto histórico: La joven iglesia que comenzaba a crecer, albergaba en su seno judío al mundo gentil que por tradición era pagano. Este mundo gentil aun sacrificaba animales ahogándolos para ofrenda a sus ídolos. Luego la carne de esos animales que al morir ahogados no se derramaba era repartida entre los sacerdotes, los miembros del servicio sagrado y la que sobraba era vendida al pueblo en los mercados populares. En otras partes la sangre del animal luego de sacrificarlo los sacerdotes la bebían y daban de beber a otros como parte del ritual. Por este motivo no es de asombrar que ante tan grande amenaza de contaminación de la fe los judíos-cristianos tomaran la medida de enseñar a los gentiles a abstenerse de esas cosas, pero, más bien era por causa de testimonio que por otra cosa que se volvió ley.


El contexto del texto en la Biblia: El motivo de la Asamblea (Concilio) de Jerusalén no fue por lo de la sangre sino que porque habían personas que inquietaban a los nuevos creyentes gentiles con que si no se circuncidaban conforme a la ley de Moisés no iban a ser salvos (Hch 15:1,5) por este motivo se reunieron los ancianos y los apóstoles en Jerusalén hasta que llegaron a la conclusión: “Por lo cual juzgo no recargar a los que de las gentes se conviertan a Dios; sino encargarles abstenerse de las contaminaciones de los ídolos y de la ramería, y lo sofocado y de la sangre”. (LXX) se les recalcó enseñarles que no podían ya practicar: la idolatría (tal como hacia el mundo pagano) las orgías (muchos de los rituales del mundo donde procedían los gentiles eran dirigidos por sacerdotisas que como parte de su trabajo era tener relaciones sexuales con los fieles de determinada diosa) de lo sofocado, ahogado (en muchos rituales se ahogaban los animales) de la sangre (en casi todos los ritos de la antigüedad la sangre estaba presente en sacrificios de animales y en el mundo pagano también los sacrificios humanos)


Los cristianos del primer siglo sabían que con la sangre de Jesucristo bastaba como el sacrificio perfecto, ya no tenían que matar ningún cordero ni rociar su sangre para expiar los pecados del pueblo, Jesús había dado la suya por toda la humanidad. Los miembros gentiles venían de cultos donde la sangre era símbolo de grandeza, útil en sacrificios a varios dioses. Para diferenciarlos y que no se confundieran con los otros gentiles que aun vivían en el paganismo (recordemos que en aquella época era difícil encontrar un Ateo), los cristianos judíos decidieron enseñarles a los nuevos miembros como conducirse en el medio cristiano. Como vemos en (Hch 15:1,5) se mencionan los elementos típicos de los cultos paganos (idolatría, orgías, ahogamiento de animales y el uso de la sangre) este fue el verdadero móvil que tuvo el Concilio, y para nada tenía que ver con algún mandato de la ley. Pablo hace mención a algo parecido en (1Cor 8)


Los cristianos ya no vivimos bajo los estatutos de la ley sino bajo la gracia (Ro 6:14) “cuando Él (Jesús) dijo: un nuevo pacto; hizo anticuado al primero; y lo que se hace anticuado y envejece esta pronto a desaparecer”. (He 8:13)


Ahora, ¿Es pecado según la Biblia hacer una transfusión de sangre para salvar una vida?


Recordemos que para el tiempo de la iglesia primitiva las transfusiones de sangre como es lógico no existían, sin embargo, lo que hace una transfusión de sangre a una persona es salvarle la vida ya sea la propia o la de un ser querido. Y esto no es condenado en la Biblia. Leamos (1Jn 3:16) a ver que nos dice: “En esto hemos conocido el amor, en que él puso su vida por nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos”.


El dar nuestra sangre por un hermano o amigo es cumplir con lo que la Biblia manda. No existe condenación como lo hemos visto en la misma Palabra pues Dios ha regalado la vida y solo Él la puede quitar (Job 1:21) no somos nadie para tomarnos ese derecho. Dejar morir a una persona que necesita la sangre en su organismo NO es cumplir el propósito de Dios, antes bien es Homicidio Premeditado y en otros casos es Suicidio; los tale no heredarán el reino de Dios (Ap. 21:8)






b. Las transfusiones a la vista de la Medicina:


Los “Testigos” tienen prohibido cuatro elementos para transfundirse: leucocitos (glóbulos blancos) plasma, glóbulos rojos, y plaquetas… según la Atalaya 15 de junio de 2004 Pág. 29, a pesar de que la Biblia nunca dijo nada de estos elementos, ni los definió, ni aludió a ellos, la WST afirma que no se deben introducir en sus feligreses pues violaría la ley de Dios. Sin embargo, sería bueno señalarle a un “Testigo” quien dice que pasando esos elementos al ser humano viola la ley de Dios, que en el nacimiento, el bebe recibe una gran transfusión de sangre de parte de la madre mediante el calostro. Fuentes especializadas citan que el calostro es rico en leucocitos, glóbulos blancos que luchan contra virus y bacterias causantes de enfermedades. Es rico en este elemento a tal grado que pasan unos 5000,000 por milímetro cúbico, cuando la cantidad normal en la sangre es 5000 a 9000 por milímetro cúbico de sangre. Volviendo esto mucho mayor que una transfusión de uno de los principales componentes. En este punto o bien se equivocó la WST al prohibir al 100% los leucocitos o bien se confundió Dios al crear este mecanismo de defensa para los bebes. De la misma manera el intercambio de la mamá al bebé por el cordón umbilical, la sangre del feto, que es transportada por el cordón umbilical, desemboca en las vellosidades coriales, pequeños filamentos que permiten el intercambio entre madre e hijo. Estos intercambios se producen en la "parte materna" de la placenta, es decir la parte que se adhiere al útero y que está compuesta por una especie de 15 a 35 troncos gruesos, los cotiledones, que se ramifican cada vez más hasta formar una malla de pequeños filamentos precisamente, (las vellosidades coriales). Estos filamentos se adhieren a la pared del útero creando unos espacios que forman una especie de laguna. Aquí viene a parar la sangre materna que, al hacer más lenta su circulación, asegura los intercambios con cada filamento. De esta manera, la sangre fetal se limpia y se enriquece de nuevas sustancias y de oxígeno, que entran en contacto con el feto directamente a través del cordón umbilical.


¿Sabía estas cosas Dios, o la WST tiene que explicárselo a él?


Si razonáramos como lo hace la WST, tendríamos que condenar a todo bebé en estado fetal porque está recibiendo una transfusión de parte de la madre quien a su vez es una pecadora y transgresora de la ley de Dios por hacer una cosa que no está en sus manos controlar, creo que si continuamos razonando llegamos a la fuente de todo, Dios, no quisiéramos concluir que Dios es quien manda a pecar (recuerde esto viéndolo como lo hace la WST). Pues a la verdad lo que pasa con el bebé es el equivalente a una transfusión a una persona adulta.


La WST declaró en La Atalaya de junio de 1990 que: “Elementos formados (glóbulos) de la sangre de la madre no atraviesan la barrera placentaria para introducirse así en la sangre del feto”. Sin embargo, en el libro A Pictorial Handbook of Anatomy and Physiology (Un manual pictórico de anatomía y psicología) menciona que: “en las últimas semanas del embarazo, pequeñas cantidades de glóbulos rojos del bebé se escapan a través de la placenta a la circulación de la madre”. Esto no solamente ocurre como transferencia de glóbulos rojos del niño a la madre en las últimas semanas del embarazo, sino que los doctores Frank Oski y Lawrence Naiman también observan en su libro Hematologic Problems In the Newborn (Problemas hematológicos en el recién nacido) que: “La evidencia acumulada indica que los leucocitos [glóbulos blancos de sangre], las plaquetas, y los eritrocitos [glóbulos rojos de sangre] atraviesan la barrera de la placenta… los glóbulos rojos del feto se pueden demostrar en la circulación materna en aproximadamente el 50% de todos los embarazos.” ¿Si trasfundir la sangre viola la ley de Dios, cómo es que sucede en el proceso del embarazo?


En sus esfuerzos por defender una idea diabólica y descabellada los “Testigos” han tratado de agarrarse de los llamados “sustitutos” disolución salina, Factor VIII entre otros que tienen como objetivo “reemplazar” la sangre logrando evitar una transfusión.


Si realmente hay disoluciones salinas que sustituyen a la sangre, ¿por qué han muertos tantas personas por no admitir la transfusión si con un simple suero hubiera bastado? Lo de las disoluciones salinas es una verdad a medias, pues lo que la disolución salina consigue es restablecer el flujo sanguíneo, la presión, ya que con la pérdida de sangre, el paciente no tiene presión para que la sangre circule al ser bombeada por el corazón, y el suero restablecería esa presión, y la sangre circularía correctamente. Pero, no siempre es así de sencillo, ni mucho menos, cuando la pérdida de sangre supera los dos litros, y si es un niño, aproximadamente un litro, el suero restablece la presión, y la sangre circula, pero casi es en balde, porque esa sangre con tanto suero es prácticamente agua, sin nutrientes, sin glóbulos rojos, sin anticuerpos, ni plaquetas ni oxígeno, por lo que sigue el riesgo de infarto y anoxias cerebrales y por ende una anemia segura. Es entonces cuando sí es útil la sangre, en casos donde está presente una intervención quirúrgica de urgencia, traumatismos, hemorragias digestivas, o partos donde haya mucha pérdida de esta primordial elemento de la vida del ser humano, NO puede emplearse un “sustituto” bajo ningún concepto pues podría costarle la vida al paciente.


En un video publicado por la WST en el 2003 dedicado al tema de la Sangre, ellos exponen tres operaciones de alto riesgo donde no se empleo “aparentemente” sangre. Pues lo que me llamó la atención de este video fue la operación de una niña que los padres por ser “Testigos” no le permitieron transfundirle sangre a la muchacha, en vista de esto los médicos accedieron a realizarle la operación a corazón abierto sin “sangre aparentemente”. En el proceso se empleó una máquina que “recuperaba la sangre” derramada por el proceso de la cirugía, esto consistía en que la sangre que iba siendo derramada pasaba a una máquina y esta la volvía a introducir al cuerpo de la niña. Enseguida se despertó en mí la siguiente interrogante: ¿no es esto una transfusión de sangre, la WST no enseña que ni aun la sangre de uno puede transfundirse? El método entre las palabras técnicas que se emplean para describir lo que ese aparato realiza, surge la palabra “reinfundida” o sea la propia sangre de la persona para evitar contaminación la vuelven a introducir al cuerpo de esa misma persona. ¿No existe un poco de hipocresía en la WST?


Otros de los elementos utilizados por la WST es el Factor VIII está compuesto de sangre almacenada, entonces; ¿por qué la Wachtower no lo prohíbe?


En el libro ¿Cómo puede salvarle la sangre?, 1990, p. 27 explican lo siguiente: “El entendimiento religioso que los Testigos tienen no prohíbe de modo absoluto el uso de componentes como...preparaciones para los hemofílicos (o sea Factor VIII)...” Si vamos a “razonar” como la WST enseña, ¿no sería pecado transfundirnos el Factor VIII cuando este se compone de sangre almacenada? Compare con (Lev 17:13) prohíbe comer carne almacenada de un animal muerto.


Otro tema en el que la Torre del Vigía se delata con respecto a la sangre lo encontramos en el folleto “Watchtower” de 1990 en la pág. 8 “Cuando los médicos trasplantan un corazón, un hígado u otro órgano, el sistema inmunológico del que lo recibe pudiera detectar el tejido ajeno y rechazarlo. Sin embargo, una transfusión es trasplantar un tejido.” ¿No está enseñando la WST que un trasplante de órgano es lo mismo que una transfusión de sangre? Sin embargo, ellos se realizan trasplantes de órganos cuando lo necesitan.






c. ¿Es trasfundir sangre lo mismo que tomarla o comerla?


Tengamos claro que cuando la Biblia menciona la sangre habla de tomarla físicamente, no de transfundirla a las venas de una persona. Sin embargo, los “Testigos razonan” de la siguiente manera: “En el hospital, cuando un paciente no puede comer por la boca, recibe alimentación por vía intravenosa. Ahora bien, ¿estaría realmente obedeciendo el mandato de ‘seguir absteniéndose de sangre la persona que nunca hubiera puesto sangre en su boca, pero aceptara sangre mediante una transfusión?… A modo de comparación, imagínese que un médico le dice a cierto hombre que tiene que abstenerse del alcohol. ¿Estaría dicho hombre obedeciendo al médico si dejara de tomar bebidas alcohólicas, pero hiciera que le inyectaran el alcohol directamente en las venas?”


A la mente humana, la WST “quizás” tenga la razón, pero vea lo que en la práctica sucede. Cuando una sustancia tal como el alcohol o una sustancia nutricional se introducen en las venas, ¿Qué pasa con dicha sustancia? ¿Mantiene su composición original o se descompone, y hasta cierto punto, es digerido por el cuerpo a través del proceso del metabolismo? Pues lo que sucede es que se descompone y entra en el proceso de metabolismo. ¿Pero qué de la sangre?


Cuando la sangre es transferida a las venas del cuerpo, ¿se alimenta el cuerpo de dicha sustancia, descomponiéndola para proporcionar alimento? NO, la sangre transferida sigue siendo sangre, no es digerida en las venas del cuerpo, ella retiene su composición original al mezclarse con el resto de la sangre del cuerpo. ¿Puede ver por qué existe una gran diferencia entre una transfusión de sangre, la cual simplemente reemplaza la fuente de la sangre, y la sangre que es físicamente consumida a través de la boca y digerida por el cuerpo?


Después de todo, ¿acaso no admite la Sociedad WST que “La sangre es un órgano del cuerpo"? Y como tal, una transfusión de sangre “es esencialmente un trasplante de órgano” según el folleto ¡Despertad! del 22 de agosto de 1999 pág. 31.


También es cierto que con las transfusiones de sangre ha habido rechazo por organismos, se han trasmitido enfermedades como la hepatitis, Sida entre otras, pero, no es la mayoría de los casos, también se han trasmitido enfermedades por utensilios mal esterilizados, han muerto personas por un rechazo algún medicamento. A la verdad son muchas las vidas que han salvado las transfusiones que si sacamos la cuenta son un número tan grande que ahogarían el pequeño núcleo que ha sido afectada con ella, aproximadamente son casi 10,000 personas que son tratadas por día con estos tratamientos. El riesgo de contraer SIDA por una transfusión es aproximadamente de 1 en 28.000 y 1 en cien mil para la hepatitis C. No obstante puede ocurrir, como cualquier tratamiento médico tiene sus pros y sus contras, son más los que mueren diariamente por un uso indebido de un medicamento que por una transfusión de sangre.


Los cristianos no debemos tener miedo cuando tengamos que someternos a un tratamiento de estos porque antes de pecar contra Dios estaríamos ayudando a cuidar el Templo de Dios que es nuestro cuerpo (1Cor 6:19), estaríamos dando nuestra vida (nuestra sangre) por los hermanos y amigos, estaríamos dando testimonio a los incrédulos, no dejando que el nombre de Dios sea blasfemado por nuestra conducta, seríamos hijos de Dios.

0 comentarios:

Charles Taze Russell y la masonería

Imágenes ocultistas en la literatura russelista

RECURSOS VARIADOS A SU DISPOSICIÓN

Explore nuestro sitio y descubra enlaces a variados recursos en la red. Muchas gracias.

SERVICIOS DE NOTICIAS CRISTIANAS

Videos cristianos

Loading...

BUSQUE AQUÍ

Otros recursos cristianos a su disposición

Libros
Revistas
Videos

Otros Blogs Recomendados

Software bíblico E-SWORD: La espada del Espíritu.

EL GRAN PORTAL HISPANO DE MONOGRAFÍAS

EVANGELIZACIÓN

Este blog es propiedad del ministerio cristiano, apologético y educativo Armados de la Verdad (Cienfuegos, Cuba).
Está unido a la Red de Blogs del Ministerio Luz Verdad (Chubut, Argentina / California, EE.UU).
Es editado por EDICI, el servicio de publicaciones del Ministerio Luz y Verdad.
2009

Snap Shots

Get Free Shots from Snap.com

  © Blogger templates ProBlogger Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP