La Torre del Vigía a la Luz de la Biblia

La Torre del Vigía a la Luz de la Biblia
(Haga click sobre la imagen)

martes, 29 de septiembre de 2009

¿Es necesario mencionar a Jehová para que Dios responda la oración?

“Razonamiento a partir de las Escrituras” pág. 203 dice lo siguiente referente a este tema: ¿“Tiene usted una relación íntima con alguien cuyo nombre personal desconozca”? Para las personas que creen que Dios no tiene nombre personal, él es simplemente una fuerza impersonal, no una persona real, no alguien a quien ellos conozcan y amen y a quien puedan hablar del corazón en oración. Si oran sus oraciones son sencillamente una ceremonia…




De esta forma llega la doctrina de los “Testigos”, inculcando que Jehová es el único y verdadero nombre de Dios y que si este no es llamado por ese nombre es que las personas no le conocen y por lo tanto el no puede oír sus oraciones.



Veamos cuales son las definiciones de Dios y Jehová para dicha Secta, encontradas en el libro “Razonamiento a partir de las Escrituras” págs. 117; 198:



Dios: el Ser Supremo cuyo nombre distintivo es Jehová.



Jehová: el nombre personal del único y verdadero Dios.



Antes de comenzar este estudio dejemos claro una cosa, creemos que Dios decidió hacer notorio el nombre YHVH para su identificación en el mundo hebreo, pero también creemos que se identificó con otros nombres a las personas en otras épocas. A continuación veamos con la Biblia los términos que han sido utilizados para referirse a Dios personas ungidas por Él en la antigüedad. Tengamos presente que Jehová no era un nombre que conocieron los patriarcas Abraham, Isaac, Jacob etc.… Este nombre fue revelado a Moisés por primera vez cuando el Señor se le apareció en la zarza. El hecho que en nuestras Biblias encontremos en el libro de Génesis el término Jehová se debe a que quien escribió ese libro, todos concuerdan que fue Moisés, conocía el nombre del Señor pues este ya se lo había mostrado. Sin embargo, Moisés sabía los otros nombres con los que se denominaba al Dios de los padres. Recordemos que el Génesis fue un trabajo, primero de inspiración, y segundo de investigación de costumbres y tradiciones Hebreas que muchas se trasmitieron de generación hasta generación hasta llegar al tiempo del Éxodo.



Algunos de los términos empleados en la Palabra para referirse al Ser supremo son:



Elohim: significa en hebreo “Dios”. En los “manuscritos originales” se empleaba como el nombre personal del Dios. (Gn 1:1) debemos señalar algo importante aquí. Este nombre en el idioma original aparece en plural o sea Dioses, fundamento que mantiene en cada cita que aparece.



Dios: es uno de los más utilizados en toda la Biblia (Gn 1:1, 3,26 y 27; 1 Cr 16:1; Job 16:21; Sal 47:1; 67:3)



Yo soy (Ex 3:14)



Señor: aparece en toda la Biblia (Sal 136:3; Hch 7:60; Jn 13:13-14; fil 2:11; Rom 4:8; 1cor12:5; Ef 6:10)



Elyón: significa “Altísimo”: (Gn 14:22; Nm 24:16; sal 18:13; Dn 4:17; Lc 1:35; 6:35; Hch 7:48)



Todopoderoso: (Job 5:17; 11:17; 22:25; 37:23; Joel 1:15; Ap. 1:8)



En muchas ocasiones estos términos aparecen combinados:



El Shadai: significa “Dios Todopoderoso” (Gn 17:1)



Señor Jehová (Gn 15:8) Aunque al algunas versiones no ponen Jehová en Génesis.



Jehová Dios: (Js 1:9; 1Cor 15:14; 16:4; Jonás 1:6)



Señor Dios Todopoderoso (Ap. 1:8)



El Olam: significa “Dios Eterno” (Gn 21:33)



Jehová Yiré: significa “El Señor Proveerá” (Gn 22:14)



Jehová Nisí: significa “El Señor es mi Bandera” (Ex 17:15)



Jehová Elohim: significa “El Señor es Dios” (Jueces 5:3)



Jehová Shalom: significa “El Señor de Paz” (jueces 6:24)



Jehová Sebaot: significa “El Señor de los Ejércitos” (1 Sam 1:3)



Es necesario notar que en el Nuevo Testamento no se emplea “Jehová” para referirse a Dios, ninguno de sus escritores lo utilizaron. Aunque los líderes de la WST intenten hacer creer que aparece en los escritos griegos, eso sólo es un intento nulo pues basta con ver esos “manuscritos” y veremos que no aparece la palabra Jehová por ningún lado. También debemos recordar que ni siquiera los líderes religiosos de la época de Jesús ni el propio Jesús pronunciaban ese nombre.



Veamos algunos de los términos utilizados por las personas del tiempo de Cristo.



Theós: significa “Dios” (Mt 1:23)



Kyrios: significa “Señor” (Mt 5:33; Ex 20:11) Kyrios ó Theós: significa “Señor Dios” es el más empleado en la LXX.



Pater: significa “Padre” (Mt 6:9; Jn 4:23)



Una persona enseñada por los “Testigos” en ciertas ocasiones te dará la siguiente explicación: “todas estas cosas mencionadas anteriormente como (Dios; Adonay; Elyón; Yo soy; Elohim y así por el estilo) solo son títulos de Dios, de la misma manera que a una persona se le puede llamar médico u otra profesión, pero no quita que tal persona tenga un nombre propio”…



Vamos a ver si tienen razón en lo que a Dios se refiere.



Retrocedamos en la historia, vayamos al mundo del patriarca Abraham, un importante hombre de Dios que fue utilizado para dar al mundo la Descendencia Santa de donde vendría el Mesías. Abraham debió conocer bien como referirse al Altísimo, y aun más, Dios debió estar conforme de la manera que su siervo lo llamaba. Sin embargo, ¿alguna vez llamo Abraham a Dios por “Jehová”? la respuesta, es rotundamente ¡NO!



En el mundo del patriarca Abraham el nombre que se utilizaba para referirse a Dios era El Shadai, este fue el nombre que se utilizó en relación al Pacto hasta el tiempo de Moisés cuando se dio la nueva revelación (Ex 6:3) haciendo esto que El Shadai pasara a ser obsoleto como apelativo de divinidad. Sin embargo, aparece unas 35 veces, la mayoría en el libro de Job. De vez en cuando el nombre se utiliza en sinónimo del tetragrama JAHVEH (Rut 1:21; Sal 1:1-2). Otro nombre utilizado por los patriarcas es El Olam, “Abraham plantó un árbol en Beerseba e invocó el nombre del Señor como El Olam”… (Gen 21:33) Y el Señor lo escuchó.



Otro de los utilizados por los patriarcas es Adonay, es unos de los términos más empleados en el libro de Génesis. Ahora bien, hemos visto alguna de las maneras en las que Dios ha sido llamado por hombres bendecidos por Él. Pero, ¿qué pasa con el nombre JAHVEH?



El tetragramaton YHWH ó YHVH tiene estrecha relación con “YO SOY EL QUE SOY” pero no significa eso. YHVH es un “misterio” en cuanto a su significado y pronunciación se refiere, al estar vinculado con el “YO SOY” pues de ahí que se le trate de explicar cómo (ser, existencia, en hebreo HAYAH) Sin embargo, el mundo hebreo lo dejó de utilizar hace muchos siglos como señal de reverencia y temor hacia Dios trayendo esto consigo que su pronunciación original sea otro misterio para nuestros tiempos. Aunque algunos intenten darle la explicación, la realidad es que la pronunciación original se perdió en la historia. Existen varios criterios al respecto, algunos eruditos creen que la pronunciación debió ser YAVÉ ó YEHOVAH, otros creen que bien era YAVÉ y que JEHOVAH es YHVH con las vocales de ADONAY y EDONAH.



Con todo esto queremos que entendamos que si llamamos a Dios por Jehová no estamos ni siquiera pronunciando de la manera en que Moisés y los primeros hebreos que escucharon ese nombre lo hicieron, por lo tanto si fuéramos a utilizar la manera errada de pensar de un “Testigo” que dice que si no llamamos a Dios por su nombre Él no nos escucha… ¿A quién estaríamos llamando cuando mencionamos Jehová?, ¿no sabe el “Testigo” que el nombre Jehová se asocia con la mitología también, más aun, lo asocian con una mujer?



Ahora bien, otro de los textos que muestran para apoyar su dogma los TJ es (Jn 17:26) “Yo les he dado a conocer tu Nombre y se lo seguiré dando a conocer, para que el amor con que tú me has amado esté en ellos y yo en ellos”. (BJ 1976) Quisiera que razonáramos algo, todos los apóstoles de Jesús eran hebreos celosos de la tradición, aunque tenían estilos de vidas distintos unos de otros y posiciones sociales distintas, todos conocían de la ley y servían mediante la misma. Si Jesús le hubiese hablado en este pasaje a unos gentiles, el sentido de sus palabras se pudiera interpretar como lo hace un “Testigo” (Jesús le mostró que el nombre de Dios era Jehová). Pero, como en el pasaje a quien se refiere el Señor era a hebreos conocedores de la ley y las tradiciones de su pueblo, quienes por lógica conocían de sobra que el nombre personal de Dios era YHVH. ¿Tendría lógica el pasaje, nos imaginamos a Jesús enseñándoles a los apóstoles que Dios se llama YHVH cuando ellos mismo lo conocen desde pequeños? Entonces las palabras de Jesús no podrían ser interpretadas de la manera que lo hace un “Testigo”.



Si leemos bien el pasaje y el contexto entenderemos que Jesús le está revelando a Dios a los apóstoles, recordemos que la ley opacaba a Dios… se dice que había 600 leyes por encima de la ley mosaica. Por eso Cristo vino, para desligar los lazos de la ley, mostrar que Dios es libertad no atadura. Esto es lo que Jesús está diciéndoles a los apóstoles, otras versiones de la Biblia dicen: “Yo les he dado a conocer quién eres” BAD; BLS; CST-IBS; DHH; NVI. Como vemos otras versiones de la Palabra nos ayudan a entender el sentido del mensaje de Señor.



Lo importante no es si uno pronuncia YAVÉ ó Jehová, ó Señor, ó Padre, ó Dios, eso no es lo que define la oración. Lo que verdaderamente especifica la oración es la búsqueda sincera de corazón como lo confirma (Jer 29:13)



Jesús enseñó a orar así “Padre nuestro que estás en el Cielo…” (Mt 6:9) el dijo Padre, no “Jehová nuestro”. Y Dios lo escuchó…



Mediante el Espíritu Santo clamamos ¡ABBA PADRE! (Ro 8:15) esto significa “Padre mío ó Papito” en Arameo, no “Abba Jehová”. Y Dios escucha…



Dios oye a todos aquellos que vienen a Él de corazón sincero, en sus atributos es Omnisciente, sabe cuando una persona ora a Él o a otra cosa. De sobra conoce todos los corazones de los hombres.



Si las prédicas o las oraciones deben tener el nombre de Jehova incluido, ¿cómo es que en las de la iglesia primitiva el centro era Jesús y no Jehová? (cp Hch.1.8; 2.22-36; 3.13-26; 4.8-12; 5.30-32, 42; 8.30-37; 9.20-22; 10.34-43; 13.16-39; 16.30-31; 18.5, 28; 24.24; 26.22-23; 28. 23-31; Ro.10.8-9; 1 Co.2.2; 2 Co.4.5).



No reduzcamos el poder de Dios diciendo que si no hacemos esto o aquello entonces el Señor no sabrá que es lo que hacemos o si es para ÉL, debemos preocuparnos más por acercarnos a su persona como lo hicieron sus grandes hombres a través de la historia.



En su último intento por hacer creer que los cristianos primitivos usaron el nombre de Dios, la WST enseña a sus miembros que así fue, sin embargo: ¿Por qué no está en TODOS los más de 5.000 manuscritos griegos que poseemos de las Escrituras cristianas, algunas que datan desde el siglo segundo?



¿Por qué no se encuentra en TODAS las 36.000 citas (o más) de las Escrituras, hechas por los Padres de la iglesia primitiva antes del IV siglo? Si usted se nota en la Biblia y en la historia, la iglesia primitiva no utilizaba el término YHVH para orar y de igual manera Dios la levantó, no la condenó. Habiendo analizado estos puntos significativos: ¿Será necesario mencionar Jehová en la oración para que Dios sepa que es a él al que se está orando?

0 comentarios:

Charles Taze Russell y la masonería

Imágenes ocultistas en la literatura russelista

RECURSOS VARIADOS A SU DISPOSICIÓN

Explore nuestro sitio y descubra enlaces a variados recursos en la red. Muchas gracias.

SERVICIOS DE NOTICIAS CRISTIANAS

Videos cristianos

Loading...

BUSQUE AQUÍ

Otros recursos cristianos a su disposición

Libros
Revistas
Videos

Otros Blogs Recomendados

Software bíblico E-SWORD: La espada del Espíritu.

EL GRAN PORTAL HISPANO DE MONOGRAFÍAS

EVANGELIZACIÓN

Este blog es propiedad del ministerio cristiano, apologético y educativo Armados de la Verdad (Cienfuegos, Cuba).
Está unido a la Red de Blogs del Ministerio Luz Verdad (Chubut, Argentina / California, EE.UU).
Es editado por EDICI, el servicio de publicaciones del Ministerio Luz y Verdad.
2009

Snap Shots

Get Free Shots from Snap.com

  © Blogger templates ProBlogger Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP